Gillette afeita el machismo

Gillete lanza una campaña contra la masculinidad tóxica y los machitos del mundo mundial se rasgan las vestiduras

GAYLES.TV.-  Hace ya más de 20 años la firma Gillette protagonizó una de las primeras y más escandalosas deslocalizaciones que se habían vivido en España. Cerraron la fábrica que tenían en Alcalá de Guadaira, provincia de Sevilla y abrieron 3 nuevas fábricas en Stalingrado, Turquía y Polonia. Cuando se tomó esa decisión, la empresa había superado una crisis, tenía unos beneficios de 700 millones de las antiguas pesetas y el 75% de las ventas del sector en el mercado español. ¿Por qué lo hicieron? Muy sencillo: porque esos 700 millones de beneficios se convertirían en 1.000 si las condiciones sociales y los sueldos pasaban a ser los de los paises del Este. En el paro y la miseria dejaron a más de 250 familias. ¿Sabéis cuantos machirulos salieron a protestar por esa salvajada? Ni uno, por sus puestos de trabajo pelearon los afectados, sus familias y poco más.

anuncio Gillette

Curiosamente ahora estamos viviendo una mobilización masiva contra Gillette en las redes sociales (nada como un dislike bien repantingado en el sofá con tu birra y tu cigarrito). Y es que, ¿que se han creído estos de Gillette haciendo una campaña contra la esencia del macho, por qué, ¿qué es un hombre si no es un acosador, si no pelea y se parte la cara, si no hace bullying a los más débiles? ¿en qué clase de mierda de hombres os quieren convertir? A este paso acabais todos amariconados con tanta denuncia de “masculinidad tóxica”.

En su nueva campaña la firma de maquinillas de afeitar muestra diversos comportamientos tristemente asociados a la masculinidad (la homofobia, el acoso sexual, el bullying) y se plantea una pregunta:  “¿Es esto lo mejor que un hombre puede ser?”. A continuación podemos ver conductas infinitamente más positivas: hombres protegiendo a niños, evitando el acoso a mujeres o poniendo paz en una pelea. Es decir, se elogian conductas positivas de hombres. ¿Dónde está el problema? Pues en que esos hombres no son ni soeces, ni violentos, ni acosadores, no son machitos duros que sirvan de modelo a las nuevas generaciones.

Poca broma porque el número de dislikes duplica el de likes y hay quien se toma la molestia de subir a las redes sociales fotos de sus maquinillas de afeitar Gillete en el cubo de la basura. ¡Cosas veredes que no crederes, Sancho!

Fuentes: haztequeer.com, andaluciainformacion.es, eldiario.es

Fotografías: 

GAYLES.TV

Televisión Online 

Síguenos en: Facebook Twitter Instagram

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.