La carta del terrorista gay

Taib, el asaltante de una comisaría de Mossos abatido por una agente, dejó un SMS y una carta antes de atentar

GAYLES.- Los hechos sobre el asalto del pasado lunes a una comisaría de los Mossos d’Esquadra en la localidad barcelonesa de Cornellá, son sobradamente conocidos. Abdelhouahab Taib, un argelino de 29 años, se presentó poco antes de las 6 de la mañana en una comisaría de Mossos e insistió por el telefonillo para que le abrieran la puerta porque “quería hacer una consulta”. Una vez dentro y al grito de “Alá es grande” se abalanzó sobre una agente intentando agredirla con un cuchillo de grandes dimensiones. Tras el primer intento fallido la persiguió por las dependencias policiales con clara intención de clavarle el cuchillo. Según puede apreciarse en las grabaciones de la comisaría, la mossa acabó abatiéndole tras disparar en cuatro ocasiones, tres de las cuales impactaron en el cuerpo del agresor acabando con su vida.

Pero las cosas empiezan a complicarse cuando en el registro de su domicilio y posterior interrogatorio, la mujer del asaltante declara que en realidad se trata de un suicidio forzado y que estaban en trámites de divorcio porque su marido era homosexual y temía ser repudiado por su entorno, es decir, por la comunidad musulmana. O sea, es aquello de “yo no me suicido, me suicidan”.

Posteriormente la policía y los medios de comunicación han tenido acceso a un SMS que Taib envio a su mujer la víspera del asalto: “Me voy, inshallá (si Dios quiere), al gran sitio que está arriba” que, claramente, denota la intención de acabar con su vida. Y no solo eso, también se ha sabido que horas antes de dirigirse hacia la comisaría de Mossos, Taib se encerró durante horas en una mezquita para orar. Para acabar de confirmar la tesis de su esposa, está lo que algunos consideran una nota de suicidio pero que más bien se trataría de una oración manuscrita por Taib que ha sido difundida por la cadena SER. Según la traducción en ella escribe: “Oh Dios,  pido clemencia de tu sabiduría y poder y suplico a tu gran generosidad ya que eres el más poderoso y yo el menos, ya que tú eres el sabio y yo el menos y tú sabes más allá. Oh Dios si sabes que en este asunto hay (…) el bien para mí para mi religión y mi subsistencia y todo lo relacionado conmigo y lo que me has predestinado, facilítalo y bendícelo para mí.  Oh Dios si sabes que este asunto (…) va en contra de mi religión y de mi sustento alejado de mí y haz que mi destino sea bueno y haz que lo acepte”. Este asunto, según apuntan todas las investigacions, haría referencia a su homosexualidad y en consecuencia Taib, a quien el divorcio había precipitado en una crisis personal importante, estaría buscando una especie de redención a través de la religión.

nota de Taib

Si se trata de un atentado terrorista o de un suicidio enmascarado es algo que quizá no lleguemos a saber nunca. Al fin y al cabo, una fina linea separa ambos factores en cualquier atentado y además, a día de hoy Estado Islámico no ha reivindicaco la acción.

Lo que sí cabría preguntarse es ¿por qué Taib prefiere perder la vida a ser repudiado por su comunidad por su condición de gay? Nos incumbe como colectivo saber qué se está haciendo para trabajar por el derecho de quienes buscan refugio en nuestras sociedades para poder ser quienes son. O mejor dicho, ¿qué no estamos haciendo? ¿qué se enseña en las escuelas? ¿qué se predica en las mezquitas? ¿qué pasa con la integración de las personas LGTBI de distintos credos?. Tranquilizamos nuestras conciencias afirmando que “ya se sabe, son unos fanáticos. Pues flaco favor nos estamos haciendo.

Estamos en Barcelona, España, uno de los primeros países en reconocer el matrimonio homosexual y corre el siglo XXI. Taib vivía aquí y su entorno también vive aquí. Si, atentando o no, Taib se ha quitado la vida por temor a vivir mostrando abiertamente su homosexualidad, tenemos un problema y grave. Y es sobre eso que nos tocaria reflexionar como colectivo y como sociedad.

Fuentes: elperiodico.com, lasexta.com

GAYLES.TV

Televisión Online 

Síguenos en: Facebook Twitter Instagram

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.