MACHO, MACHO MAN

Una nueva agresión homòfoba en el metro de Madrid nos hace reflexionar sobre el concepto de “macho”

EDITORIAL GAYLES.TV.-  Todavía quedan más de dos meses del 2017 y ya son más de 230 los incidentes de odio registrados en la Comunidad de Madrid según la cifra que publica el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia. Una barbaridad.

Y es que los agresores se envalentonan ante la falta de consecuencias, parece que agredir, insultar, patear, vilipendiar y azuzar al odio, el abucheo y el linchamiento sigue saliendo barato en este país. Y lo que todavía parece que sale aún más barato es la testosterona, te inyectas tu dosis matutina de “testo” y sales al mundo henchido de sentimiento viril a matar a tu mujer, a aporrear ciudadanos o a patear maricones indefensos en el metro. Y sí, sé lo que he escrito: “maricones indefensos en el metro”. Me explico. Los hechos de la enésima agresión acontecieron el pasado 13 de octubre pasada la medianoche en la linea 1 del Metro de Madrid, exactamente entre las estaciones de Ríos Rosas e Iglesia. La víctima, un joven de 26 años que regresaba tranquilamente a su casa cuando tuvo la mala fortuna de tropezarse con un macho man como Dios manda. El agresor era un hombre de unos 30 años que, con un niño en brazos, se acercó a la víctima y le espetó: “Ten cuidado conmigo”. Suponemos que después debió agarrarse el paquete mientras veía como el chaval se sentaba en un asiento alejado del viril pasajero. Pero al parecer eso no calmó al agresor que, después de observarlo fijamente durante todo el trayecto, le arreó una patada al joven en el muslo al grito de “¡maricón, suerte que tengo al niño en brazos!”…. que si no ¿qué? ¿lo revienta? ¿lo muele a palos? ¿lo descuartiza?.

Homofobia en el Metro de Madrid

El chico ha presentado denuncia en todas las instancias habidas y por haber, a saber, el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, la Policía Nacional, la Fiscalía de Delitos de Odio, la Unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal y Arcópoli, que se ha puesto en contacto con el Metro de Madrid para investigar la agresión. Y la pregunta sería: si todo ese ingente número de instituciones, personal, policías y voluntarios no pueden evitar que sólo en Madrid llevemos más de 230 actos homofobos en menos de un año, ¿qué estamos haciendo mal? o mejor dicho ¿qué no estamos haciendo?.

Policías y guardia civiles se han quedado a gusto repartiendo leña en Murcia y en Catalunya, sí, lo han hecho y si alguien lo duda que revise los vídeos, eso sí, muy a lo macho, sobando tetas y metiendo mano en la entrepierna mientras zurran, ahí están las denuncias presentadas. Por otro lado no cesa el goteo de víctimas, de muertas por violencia de género, ¿de género? ¿de qué género? ¿de qué clase de violentos energúmenos que han acabado con la vida de 47 mujeres y 5 hijos e hijas de éstas en el 2017? Espeluzna uno de los últimos casos de los 4 que llevamos ya en octubre: el día 1, en Barcelona, tras asesinar a su pareja, el hombre volvió a casa y asesino de un tiro a su bebé, Sharita, de 15 meses, tras lo cual se suicidó. Ojalá hubierá invertido el orden de los factores y se hubiera pegado un tiro antes de acabar con la vida de la mujer y la bebita, el producto hubiera quedado magníficamente alterado.

Estamos hartas y deberíamos estar hartos también, hart@s, hartxs, como os dé la gana pero BASTA YA, dejad de desayunaros con testosterona, no necesitamos tanta virilidad, en serio, es muy mala la droga en el Cola-Cao… Y Village People nos confundieron mucho con aquello de “i’ve got to be a macho! all right! Ugh! macho..baby!”

MACHO MAN

Fuentes: heraldo.esibasque.com,

GAYLES.TV

Televisión Online 

Síguenos en: Facebook Twitter Instagram

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.